Más allá de “un negocio convencional”. Debemos abordar la crisis del cambio climático.

El consenso de la comunidad científica internacional, representada por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), encuentra pruebas contundentes de que está ocurriendo el cambio climático, que está influenciado por la acción humana y que está provocando cambios en fenómenos meteorológicos y climáticos extremos.

El IPCC le da al mundo solo 11 años para una transición exitosa o arriesgarse a consecuencias catastróficas. Y el propio análisis de Zurich sugiere que la probabilidad de perder el objetivo del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 2ºC o menos es actualmente mayor que alcanzarlo.

Si queremos abordar nuestra crisis climática, todas las empresas deben ir más allá de su propio “negocio como siempre”. Y los gobiernos tienen que pensar más allá de una mentalidad de “mi mandato”, separando el cambio climático de las tensiones políticas.

Nuestros hijos y nietos exigen que los protejamos mejor contra el cambio climático. Están marchando por esto y su mensaje fue transmitido poderosamente en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos este año. Debemos escuchar y responder a sus voces con verdadera urgencia.
Es hora de volver a imaginar cómo podemos marcar la diferencia. Tiene sentido desde el punto de vista económico y estratégico, y todos nuestros interesados lo esperan. Pero lo más importante, es simplemente lo correcto.

Post A Comment