La urbanización del siglo 21 fuera de control

Los países en donde las tasas de fertilidad no son controladas y la acelerada urbanización continúa, tendrán en 35 años, más de 100 ciudades con poblaciones de más de 5,5 millones de habitantes. De acuerdo con los autores, para el 2100, los centros de población del mundo habrán cambiado a Asia y África, con sólo 14 de las 101 ciudades más grandes de Europa o América.

Lo que suceda en esas ciudades durante los próximos 30 años determinará el entorno mundial y la calidad de vida de los 11 mil millones de personas proyectadas en el mundo. Es imposible saber exactamente cómo crecerán las ciudades, por supuesto. Pero el hecho crudo, según las Naciones Unidas, es que gran parte de la humanidad es joven, fértil y cada vez más urbana.

Bangalore, India
Población  2015: 7 millones
Proyección 2100: 21 millones

Fotografía: Manjunath Kiran

La temperatura en la ciudad ha aumentado en 2-2.5 ° C en las últimas tres décadas, mientras que el nivel freático ha disminuido en lugares desde 28 metros hasta 300 metros de profundidad; ha habido un 88% de pérdida de vegetación y un 79% de pérdida en los humedales, y frecuentes inundaciones incluso durante las precipitaciones normales. Existe el temor de que lo que le ha ocurrido a Bangalore suceda a todas las ciudades de la India. “La contaminación del aire se encuentra en niveles peligrosos, el agua está contaminada, no hay lugar para los desechos y los lagos han sido eliminados”, dice Ramachandra, jefe del Grupo de Investigación de Energía y Humedales del Instituto Indio de Ciencia.

Kinshasa, DRC
Población 2015: 12 millones
Proyección 2100: 83 millones

Photograph: John Wessels

Kinshasa tenía solo 20,000 personas en 1920. Para 1940, tenía aproximadamente 450,000 personas. Hoy tiene posiblemente 12 millones y se pronostica que será la segunda ciudad más grande de África con 75 millones de personas dentro de los próximos 50 años. Según los estándares occidentales, es una megalópolis disfuncional en crecimiento, rodeada por zonas de asentamientos informales, cuya infraestructura no existe o está colapsada.

Para el año 20100, se calcula que el 40% de toda la humanidad y cerca de la mitad de los niños serán africanos, uno de los crecimientos demográficos más drásticos y radicales en la historia de la humanidad.

Ciudad de México
Población 2015: 20 millones
Proyección 2050: 25 millones

Fotografía: Brett Gundlock

“Nadie esperaba que la Ciudad de México creciera tanto”, menciona Connolly, profesor de sociología urbana de la Universidad Autónoma Metropolitana, “Ahora la ciudad ha dejado de crecer y las ciudades medianas comienzan a expandirse con mayor velocidad”. 

La ciudad aún está demasiado congestionada, altamente contaminada y predominantemente pobre, con tan poco espacio para construir los 50,000 hogares nuevos que necesita al año. Sin embargo muestra que un cambio rápido puede ser controlado, y que la urbanización tiene sus beneficios. La mayoría de las personas saben leer y tienen un hogar. En general, ha sido una transición exitosa, aunque llena de riesgos ambientales futuros.

Las ciudades de rápido crecimiento en África y Asia podrían aprender de los errores de la Ciudad de México, dice Connolly. “La planificación y el pensamiento estaban orientados a la idea de que los automóviles pudieran circular. Solo el 30% de su población tiene un automóvil, pero la ciudad fue diseñada para el automóvil. La revolución sanitaria del siglo XIX debe ser reconsiderada. Los impactos ambientales de la urbanización son mucho peores fuera de las ciudades “.

Los barrios marginales y los asentamientos informales que rodeaban la Ciudad de México en la década de 1970 hoy día están mejorando. Sin embargo, los temas ambientales todavía no son importantes en la agenda, y la ciudad tiene una crisis de agua semi-permanente.

Copenhague
Población en 2015: 1.3 millones
Proyección 2050: 1.3 millones

Fotografía: Kateryna Negoda

Las ciudades europeas son algunas de las más ricas del mundo, y se espera que la mayoría apenas crezca o disminuya en los próximos 50 años. La disminución de las tasas de natalidad, el envejecimiento de la población y una buena infraestructura permiten que muchos se centren ahora en el medio ambiente.

Pero incluso si no están creciendo casi a la velocidad de otras ciudades, son algunos de los mayores consumidores de energía, recursos y emisiones del mundo.

La ciudad de Copenhague ha establecido el ambicioso objetivo de convertirse en la primera capital del mundo sin emisiones de carbono para 2025. Además de abordar la producción y el consumo de energía.

Muchas ciudades ya están invirtiendo en transporte limpio y agua, alcantarillado, energía renovable, planificación, bienestar y buena vivienda para todos. Otros enfrentan lo que parecen ser problemas insuperables.

Ver noticia Original

Post A Comment